viernes, 14 de enero de 2011

Le dicen poesía...

Le dicen poesía y lo escriben en las calles, lo recitan en los bosques, lo dicen junto al mar en la noche. Le dicen poesía cuando un acto ya no es medido en términos de racionalidad o efectividad, pero igual tienes que hacerlo, no como un "saludo a la bandera", sino como una necesidad que te sale de adentro...
Además que la única bandera que vale la pena es la poesía que va más allá de las hojas impresas o manuscritas...
Unos le dicen poesía, otros le dicen locura, y otros la clasifican y le llaman prosa, comedia, tragedia, lírica, épica, y lo recitan de memoria y pomposamente en disertaciones que se supone son clases, o cátedras... pero la poesía no se puede reducir a ninguna clasificación ni taxonomía, no se puede encerrar en ninguna cátedra, a menos que sea escrita subrepticiamente en los pupitres, en los baños, en las paredes, escrita, rayada, o un graffiti como le dirían ahora, en estos años llenos de anglicismos y neologismos, que tan caros son a los siúticos de siempre.
Le dicen poesía aunque no se escriba en verso, y no respete ninguna métrica, porque lo único que la puede contener es el verso libre, libre incluso de la propia literatura (entre los surrealistas del impulso original, "hacer literatura" era una acusación, un crimen...).
Le dicen poesía, y en su nombre vamos a abir otro blog más, entre millones que saturan el ciberespacio, la internet.
Aquí vamos con esta andadura.
Le dicen poesía...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Stand de GatoJurel en la Furia del Libro.

Próxima Furia del Libro, del 30 de noviembre al 3 de diciembre, en el GAM. Estaré presente en el stand de GatoJurel Ediciones, con l...