jueves, 25 de agosto de 2016

ELEGIA PARA PIES DESCALZOS

(Enviado por mis queridos amigos de GatoJurel)

29 versos dan vida a este magnífico poema, lleno de caminos de lento transitar sobre su sentida letra.
           
            Un hablante lírico decidido a bajar la luz con su voz  nos presenta imágenes quebradas, sueños rotos y miedos palpables, la angustia de una niñez frágil y transparente que busca desaparecer, caer como  gota limpia sobre un  charco de aguas pútridas. 

            El poema introduce de sopetón al lector en una estrofa de verdades sostenidas, pinta la imagen del dolor como un acorde constante pero pausado en un rango que lo hace visible luego en la sexta estrofa

De mis aguas turbias,
inundadas de clavos,
salí al mundo con los pies heridos,
pero nada penetró.

            Medina nos presenta en estas letras  las fotografías de los pies heridos,  marcas invisibles, la antítesis desgarrada del grito silencioso e interno, la protesta inexistente, la sinestesias en la acción plasmada de lágrimas sonoras pero irremediablemente mudas.  

            Lo Invitamos a la aventura de leer a nuestra joven promesa, quien con voz de elegía  logra en pleno el propósito de la poesía.

            Venga usted e instale su butaca de lector frente a la potencia torrente de INFANCIA, la desolación sin caretas y la letra arrasadora en una lírica potente lo hará agradecer el viaje.  


                                                               GatoJurel Ediciones. 




INFANCIA.


De mis aguas turbias,
inundadas de clavos,
salí al mundo con los pies heridos,
pero nada penetró.

Yo era una silueta,
pequeña, diminuta,
y creía no ser vista,
me gustaba no ser vista.

Tus manos frías,
tu caliente intransigencia,
me contaminaron.

Caí a mis aguas verdosas,
partida a la mitad,
taciturna desde ahora.

Heridas invisibles,
señales ignoradas,
yo gritaba en silencio.
¿Por qué no oíste mis lágrimas?

De mis aguas turbias,
inundadas de clavos,
salí al mundo con los pies heridos.

Ojos, miles, juzgando,
y yo tan pequeña,
tan consciente del olvido.

Contaminada de realidad,
incapaz de volver,
ya no puedo recordar.

Y caí a mis aguas grises,
taciturna desde ahora.

JÖETH, MEDINA, DUALISMOS INTRÍNSECOS
Editorial : GatoJurel, 1° Edición,  MARZO 2016. Santiago, Chile.




3 comentarios:

  1. Miguel, gracias por éste espacio tan bello, tan libre. Bordado de letras.

    ResponderEliminar
  2. Miguel, gracias por éste espacio tan bello, tan libre. Bordado de letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis estimados amigos, que ustedes digan que este rincon de la web es un espacio bello y libre, es un aliciente.

      Eliminar

Wonder Woman, la amazona que arrasa en el cine.

La Mujer Maravilla aparece en los comics en los inicios de la Edad de Oro (1935 – 1956), siguiendo la cronología de DC Comics. En 1938,...