viernes, 11 de noviembre de 2011

Versos para mi Padre


que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.
(Miguel Hernández)

Hace ya dos años, el 10 de noviembre de 2009, murió mi amado padre, René Acevedo Rojas. Hoy le quiero dedicar estos versos de un poeta verdadero, Pablo de Rokha hijo, un miembro más del clan de fuego negro de los De Rokha.
Fueron escritos para su madre, pero interpretan plenamente mis sentimientos.



En los años que van desde tu muerte
me he cargado de pena
y ya no soy el niño que dejaste
desmadejada hiel en un costado.
Quisiera volver
retornar más allá del adiós
de esa mañana
en que morías presintiendo los aromos.
Hay un latido dentro
que me pone tu pelo ante los ojos
cuando salgo de noche a recordarte
a mirarme en abismos
a cantar
Estar solo!
Y qué forma de buscar remedio
allegarme a mi padre
más herido que yo
destrozado en su lapicera de hierro
Madre si pudiera
regresar a ser niño
sin memoria
niño
caramba qué poema
si pudiera
yo no querría vivir
porque es horrendo
estar deshabitado y sin tu nombre.
Sin tu nombre
cuando sólo se perdona a los que han muerto.
si es posible
me quieren
y asisten a mi entierro
cuidando el ruido de los manantiales
vigilando el termómetro celeste
para ir al altar
donde se quema el horizonte
estas lágrimas secas
y ahondas que tú sabes
se cargaron de aguas tiernas
y nadie lloró nunca
tanto
como este pobre animal
que tú engendraste
como este pobre animal herido
que buscaba campanas
al pie de las murallas
sólo tu voz contuvo mi agonía
en ese canto de la piedra suave
cuando salía encadenado de la suerte
y estuvo tu plato en la ventana
llamando a los ausentes
Madre ya voy
espérame en la clave
con que el caracol se duerme en su armonía.
No tardo madre
tú me viste llorar
pero ahora
voy solo
y la muerte
no es salir
es entrar
en esta espesa pulpa palpitante
es bajar la quijada
es retornar
al núcleo de aguas
donde yo nacía

Padre querido
amado camarada
qué solos estamos

(Poema de Pablo De Rokha hijo)

3 comentarios:

  1. Querido, amigo: Preciosos y sentidos los versos a la memoria de tu padre, quien desde tus palabras de tantas recuerdos compartidos conmigo, me es alguien entrañable. Habría sido lindo leer metáforas tuyas en su honor, pero mientras éstas le rinden un gran tributo. Cariños. Tu amigo incondicional, yo.

    ResponderEliminar
  2. Mi amigo Migue. Son tan entrañables estos versos que no puedo dejar de pensar en mis propios padres que están tan lejos. Un abrazo gigante, querido amigo.

    ResponderEliminar
  3. Un abrazo y un beso para ti, querida amiga.

    ResponderEliminar

Stand de GatoJurel en la Furia del Libro.

Próxima Furia del Libro, del 30 de noviembre al 3 de diciembre, en el GAM. Estaré presente en el stand de GatoJurel Ediciones, con l...